viernes, 19 de octubre de 2012

Detector de basura espacial

Operaciones en órbita más seguras

Recreación de la basura que rodea el planeta
Una empresa española llamada INDRA espacio, ha desarrollado el primer detector de basura espacial tras 18 meses de investigación y diseño del producto.

Este detector de basura ha sido instalado a 30 kilómetros de la capital española, y servirá para aumentar la seguridad en las operaciones espaciales que se realicen en los satélites pertenecientes a la Comunidad Económica Europea.

sábado, 13 de octubre de 2012

Felix Baumgartner, un saltador estratosférico

Felix Baumgartner romperá la barrera del sonido


Felix Baumgartner
Felix Baumgartner es un paracaidista y un saltador BASE austríaco de 43 años muy conocido por los peligros a los que se ha expuesto a lo largo de su carrera.

Este saltador BASE es un hombre récord. Sus hazañas comenzaron en 1999, cuando se lanzó desde las Torres Petronas (Malasia), logrando el salto más alto jamás realizado. En 2003 se convirtió en la primera persona en cruzar el Canal de la Mancha en caída libre. También logró el salto BASE más bajo de la historia en Río de Janeiro y fue el primero en realizar un salto BASE desde el Viaducto de Millau (Francia), así como fue el primero en practicar paracaidismo en él. Baumgartner se convirtió también en 2007 en la primera persona que salta desde el piso 91 de una plataforma de observación.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Daisy, una vaca transgénica

Una vaca clonada produce leche hipoalérgica

La vaca Daisy
Daisy es una vaca transgénica, producto de una investigación del gobierno de Nueva Zelanda que  produce leche hipoalergénica. El secreto de esta leche trangénica está relacionado con la ausencia de la proteína beta-lactoglobulina (BLG) que es uno de los principales problemas alergénicos de la leche.

Esta investigación ha recibido duras críticas por parte de los grupos que no apoyan las modificaciones genéticas (por ser antinaturales y peligrosas, debido a que no se sabe las consecuencias que pueden provocar en el medio ambiente) y los ecologistas, así como por una organización que avisa de que Daisy carece de una proteína fundamental para el correcto desarrollo del animal.

Aunque existen otros métodos para reducir el potencial alergénico de la leche como procesos químicos (que alteran el sabor de la leche, dejando un sabor amargo) la recombinación homóloga (que tampoco logra buenos resultados).

Más información en El País
Imagen obtenida de Vanguardia